Otros Artículos, Reforma

México y la violencia

En el nuevo recorrido con Regreso al futuro, Héctor Aguilar Camín y yo vemos que el país "real" es mejor que el país "imaginario" que tenemos en la cabeza la mayoría de los mexicanos. Muchos otros comentócratas dicen lo mismo sobre diversos temas; y el gobierno de Felipe Calderón, a su manera, también: insiste que la economía está mejor de lo que se piensa y que la violencia en México es menor que la de otros países. A nosotros, como a los demás comentócratas y como al gobierno, sin embargo, nos brinca siempre la misma pregunta: ¿por qué ese desfase entre la realidad "real" y la "imaginada"? Al menos en un aspecto empiezan a surgir respuestas gracias a diversos estudios recientes, en particular el ensayo de Fernando Escalante en Nexos de enero "La muerte tiene permiso". Lo que sucede en materia de violencia es que estamos hoy mucho peor que hace cinco años, y casi igual de mal que otros países en América Latina que habíamos dejado atrás. Para ilustrar esta afirmación conviene retomar algunos datos de Escalante y también del gobierno, así como las cifras de robo de autos publicadas en Reforma hace una semana.Según Escalante, con cifras del INEGI, en 2007 hubo en México 8 mil 507 homicidios dolosos, no sólo los vinculados al narco, que equivalieron a 8.2 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, ligeramente superior a 2006, pero mucho más baja que 20 años antes. La tendencia desde 1992 había sido claramente descendente. Pero a partir de 2008 y del inicio de la guerra contra el narco se dispara: 14 mil 9 en 2008; y 19 mil 809 en 2009, lo que sube a 15.8 homicidios por cada 100 mil habitantes. No están disponibles las cifras de 2010, pero gracias a los cálculos de Kevin Casas-Zamora de Brookings Institute -que ha sido citado como autoridad por el propio Calderón- podemos crear un estimado. Casas-Zamora plantea que desde 2007, más o menos, la relación entre homicidios vinculados al narco y homicidios dolosos totales tiene una relación de 2 a 1; sabemos también, gracias a Alejandro Poiré, que la cifra de homicidios vinculados al narco para 2010 fue de 15 mil 273. Si usamos la relación de 2 a 1 de Casas-Zamora, podemos estimar a ojo de buen cubero que el número total de homicidios dolosos en México para 2010 habrá alcanzado los 30 mil. Si este dato lo usamos para sacar la proporción por cada 100 mil habitantes con el nuevo dato censal, tenemos 27 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes en 2010: superior a cualquier dato desde 1992; y muy parecido a otros países de América Latina, en particular Brasil que alcanzó 25, e incluso Colombia que llegó a 32. En otras palabras, México hoy, a diferencia de 2007, es un país mucho más violento y casi tan violento como países grandes de América Latina, aunque sin alcanzar los niveles de Centroamérica (con excepción de Costa Rica) o de Venezuela.Otro dato. Reforma, el 20 de enero, publicó que el número de autos robados, después de haberse mantenido estable desde el 2000, empieza a subir a partir de 2007 para llegar en 2010 a la enorme cifra de 78 mil 870. El dato es relativamente confiable, menos que el de homicidios pero mucho más que cualquier otro índice de delincuencia, porque de un modo u otro la gente suele denunciar el robo de auto. México padece hoy un robo de autos mucho mayor que en el pasado.En resumen, si nos atenemos a homicidios dolosos y autos robados, efectivamente la tendencia que imperó hasta el 2006-2007 se ha invertido, y hoy el país vive momentos desconocidos desde hace años. Y además, en el caso de los homicidios, se alcanza niveles de países contra los cuales nos comparábamos favorablemente. Podemos discutir la causa del fenómeno, pero ni el gobierno compartirá esas razones, ni la comentocracia aceptará las explicaciones gubernamentales. Pero lo que ya parece fuera de discusión son los hechos en sí mismos; y éstos pueden explicar el desfase en este tema entre el país "real", que lo era, y el "imaginario": empiezan a coincidir. www.jorgecastaneda.org; jorgegcastaneda@gmail.com

27 enero, 2011

About Author

jorge


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook feed
2 years ago
TLC: ¿ya mero?

Hoy en #Amarres escribo “TLC: ¿ya mero?”; vía EL FINANCIERO👇

Jorge G. Castañeda opina que, en la negociación del TLCAN, la parte mexicana ha procurado siempre mostrar tramposamente la mejor cara para proteger el tipo de cambio.

« 1 of 10 »
Sígueme en Twitter
Suscríbete al newsletter

Recibe notificaciones de nuevas noticas vía correo electrónico.

Aviso de privacidad