Otros Artículos

Noticias del panel ¿Para dónde va la lucha contra las drogas?

Duras críticas a las políticas antidrogasConclusiones sobre el debate entre César Gaviria, Jorge Castañeda y Sergio Muñoz Bata.RedacciónEl Tiempo11 Febrero 2011El ex presidente César Gaviria, el ex canciller mexicano Jorge Castañeda y el columnista Sergio Muñoz Bata debatieron qué hacer con el narcotráfico.Las políticas de lucha contra el narcotráfico seguirán siendo un fracaso mientras el consumo de estupefacientes en Estados Unidos no disminuya.Esa fue la gran conclusión del panel ‘¿Para dónde va la lucha contra las drogas?’, debate que abrió ayer el Foro 100 años de EL TIEMPO, en el auditorio de la Cámara de Comercio de Bogotá, que tuvo como protagonistas al ex presidente César Gaviria Trujillo, al ex canciller de México Jorge Castañeda y al periodista y columnista de esta casa editorial Sergio Muñoz Bata.En el panel, el ex presidente Gaviria y el ex canciller Castañeda coincidieron en que tanto Colombia como México deben exigirle a Estados Unidos un cambio en su política contra las drogas, hasta ahora enfocada en la represión."La idea de prohibición total para resolver el problema de consumo de drogas ha demostrado ser, a lo largo de los últimos 100 años, un fracaso en todo el mundo. Es una simple utopía que no tiene resultados para mostrar", dijo el ex presidente Gaviria.A su juicio, la solución del problema de las drogas debe plantearse como "un tema de salud y no como un hecho criminal". Actualmente, en Estados Unidos -dijo Gaviria- hay 550.000 presos por temas de drogas, que le cuestan a ese país 450.000 dólares cada uno, recursos que, señaló, podrían invertirse en planes de atención de los adictos. De hecho, otras encuestas indican que el 60 por ciento de los prisioneros acepta que consume marihuana en las cárceles, agregó el ex presidente.Refiriéndose a Colombia y a México, los países que han sufrido los mayores golpes de la violencia de los narcos, Gaviria aseguró que deben enfocar sus esfuerzos diplomáticos en lograr un replanteamiento del problema.Y puso como ejemplo la salida que tomaron países europeos que, incluso, para tratar la adicción, ofrecen dosis controladas a quienes están en tratamiento.El ex mandatario destacó que iniciativas como el Plan Colombia permitieron mejorar la seguridad, evitar que el narcotráfico se hiciera incontrolable y que Colombia se convirtiera en una nación inviable. "Pero todo esfuerzo que hagamos los colombianos es imposible de sostener ante la tolerancia al uso de drogas en Estados Unidos -cuestionó- (…). La marihuana es hoy legal en algunos estados, así no sea la política de ese país".El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano -centro de pensamiento ligado a ese organismo multilateral-, terciaron en el tema e insistieron en que EE. UU. debe diseñar una política común antidrogas con sus socios en el hemisferio."Tenemos problemas comunes. De pronto los discutimos y sacamos una sola solución en vez de que cada uno tenga su propia política", dijo Insulza. Shifter, más pesimista, agregó que el diálogo "es algo a lo que EE. UU. no está acostumbrado". Los dos eran, también, invitados centrales de otro panel del foro, ‘¿Cuál es el futuro de la democracia?’.Más países afectadosEl ex canciller Castañeda dijo que la "errada política de represión" que impulsa el Gobierno de los EE. UU. afecta a otros países, porque las operaciones encaminadas a cerrarles el paso a los cargamentos de droga que van hacia el norte llevan a que los carteles modifiquen sus rutas y trasladen el problema a otras naciones menos fuertes.Citando el caso mexicano, dijo que mientras su país cierra fronteras a la cocaína, las rutas se han desviado "de este país grandote a paisitos de Centroamérica" como Guatemala, Honduras y El Salvador, que ahora enfrentan la violencia en sus calles tras convertirse en puntos de tránsito."Suponiendo que hubiera algo de éxito en la interdicción de las fronteras mexicanas -que tengo mis dudas-, y suponiendo que más o menos llega la misma cantidad de cocaína de Colombia, Perú y Bolivia a Estados Unidos, entonces esa droga está llegando por otras vías. ¿Cuáles? Pues los estados fallidos centroamericanos", afirmó el panelista.Castañeda también cuestionó el régimen flexible de venta de armas en Estados Unidos. En ese sentido, afirmó que los arsenales ilegales que entran a México desde su vecino del norte han disparado los homicidios y las masacres.También sostuvo que una política coherente contra las drogas no puede estar orientada por una perspectiva moralista: "Decir que esto es moralmente malo da lugar a un cuento de nunca acabar (…) Cuando se transforman los principios morales en políticas de Estado, todos terminamos perdiendo, salvo el mal".La legalizaciónEl periodista y columnista de EL TIEMPO Sergio Muñoz Bata intervino para hacer una crítica al proceso que se vivió en el estado de California (Estados Unidos) frente a la legalización de la droga, al que consideró como un reflejo de la doble moral sobre el tema del narcotráfico.Allí, aseguró Muñoz, existe una tradición de tolerancia y aceptación del consumo de marihuana y un relajamiento en la represión del consumo por parte de las autoridades."En California se cree que las drogas no hacen daño. Se han buscado atajos hacia la legalización, pero no ha habido un debate sobre sus efectos y consecuencias", aseguró.El periodista recordó que, cuando se presentó la proposición de legalizar el uso de marihuana con fines medicinales en California -en la década de los 80-, se generaron situaciones contradictorias para las autoridades, pues una ley federal que rige en todo el territorio de los Estados Unidos prohíbe el consumo y la venta de todas las drogas en general.Al final, dejó una inquietud personal a manera de reflexión: ante una eventual legalización del consumo, debería existir algún tipo de prohibición, pero ese control, a su vez, podría generar un mercado negro. Por ello, las autoridades deben buscar un equilibrio en estas medidas.Ex presidente Gaviria recomienda a México que legalice marihuanaColombia y México "deben empezar a aplicar políticas de reducción de daño" del consumo de drogas, consideró el ex mandatario colombiano.EFEMilenioVie, 11/02/2011 – 12:14 Bogotá.- El expresidente colombiano César Gaviria recomendó hoy a los gobiernos de su país y de México que entren en el camino de la legalización de la marihuana con usos medicinales y remarcó que la política prohibicionista de las drogas ha sido un "absoluto fracaso en los últimos cien años".Colombia y México "deben empezar a aplicar políticas de reducción de daño" del consumo de drogas, consideró Gaviria durante un foro conmemorativo del centenario del diario bogotano El Tiempo.Gaviria, que gobernó Colombia de 1990 a 1994, intervino junto al excanciller mexicano Jorge Castañeda y el periodista también mexicano Sergio Muñoz en un debate sobre hacia dónde va la lucha contra las drogas en el mundo.Para el exmandatario, el fin de las drogas "es una simple utopía que no tiene resultados que mostrar y que está implicando un gasto enorme de recursos" y la guerra contra las drogas lanzada por Estados Unidos también ha fracasado.El consumo tampoco se ha reducido y no ha dado resultados el control de la oferta, mientras que en EE.UU. crece la producción de marihuana y tres Estados de ese país permiten el uso medicinal de este alucinógeno, observó Gaviria."Colombia debería hacer eso (legalizar de manera parcial la marihuana), y México igual", insistió, tras opinar que los países interesados en el asunto deben pasar a una nueva política a partir de la premisa de que el de las drogas no es un problema criminal, sino de salud pública.En este sentido, advirtió de que "la despenalización o descriminalización no son la solución, sino parte de la solución".Además de avanzar en la reducción de daño, continuó, los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de México, Felipe Calderón, tienen la autoridad moral para decirles al Gobierno y al Congreso estadounidense que tienen una política antidroga ineficaz y han sido incapaces de reducir el consumo.A pesar de sus propuestas, Gaviria aclaró que no está en contra de la interdicción en la lucha contra el narcotráfico, con una política eficaz, por cuando si los carteles no se persiguen, toman un poder que amenaza a las instituciones.México debe legalizar el consumo de la mariguana, insiste GaviriaRedacciónProceso11 Febrero de 2011MÉXICO, D.F., 11 de febrero (apro).- El expresidente colombiano César Gaviria afirmó este viernes que la política prohibicionista de las drogas ha sido un "absoluto fracaso en los últimos cien años", por lo que instó a los gobiernos de Colombia y México a legalizar el consumo de la mariguana. Durante un foro en el que se conmemoró el centenario del diario bogotano El Tiempo, Gaviria afirmó que el fin de las drogas es una “una simple utopía que no tiene resultados que mostrar y que está implicando un gasto enorme de recursos”, de manera que, insistió, Colombia y México "deben empezar a aplicar políticas de reducción de daño" del consumo de drogas.Luego de señalar que la guerra contra las drogas lanzada por Estados Unidos ha fracasado, que el consumo no se ha reducido y que tampoco ha dado resultados el control de la oferta, sugirió tomar el ejemplo de tres estados de la Unión Americana que permiten el uso medicinal del alucinógeno."Colombia debería hacer eso (legalizar de manera parcial la marihuana), y México igual", insistió, después de manifestar que los países interesados en el asunto deben pasar a una nueva política a partir de la premisa de que el de las drogas no es un problema criminal, sino de salud pública. Durante su intervención en el foro, en el que también estuvo presente el excanciller mexicano Jorge Castañeda y el periodista Sergio Muñoz, también de México, Gaviria advirtió que "la despenalización o descriminalización no son la solución, sino parte de la solución". Y agregó que los presidentes de Colombia y México, Juan Manuel Santos y Felipe Calderón, respectivamente, tienen la autoridad moral para decir al gobierno y al Congreso estadounidense que tienen una política antidroga ineficaz y han sido incapaces de reducir el consumo. El pasado 26 de enero, expresidentes latinoamericanos se pronunciaron en Ginebra por la despenalización del uso de las drogas, en virtud de que, afirmaron, se ha comprobado “el fracaso de las políticas meramente represivas”.El presidente de la Comisión Global de Políticas sobre Drogas –recientemente fundada en Ginebra–, el exmandatario brasileño Fernando Enrique Cardoso, demandó “descriminalizar el uso de todas las drogas", luego de señalar que el narcodependiente debe ser considerado "como un enfermo y (hay que) ofrecerle salud".Según dijo Cardoso en esa ocasión, ninguna política antidrogas va a funcionar "si no hay también información, educación", de forma que la gente disponga de elementos "para usar su libertad" y para saber "que la droga hace daño".El brasileño agregó: "No se necesita más plata, sino usar mejor la plata. La utilizada en la llamada guerra contra las drogas de los americanos es enorme, (pero es) una plata mal usada porque no tiene resultado efectivo; si se utilizara eso para salud, tratamiento médico, educación, para campañas de publicidad, sería mucho mejor".Por su parte, el expresidente colombiano César Gaviria instó a "concentrar la lucha en los cárteles de droga, no en los consumidores"."Hay que abandonar esa idea que los consumidores de drogas son criminales", dijo el también exsecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) entre 1994 y 2004."Ellos (Estados Unidos) han tenido una política por muchas décadas, la etapa de la guerra contra las drogas ya lleva casi 40 años, que ha sido de total prohibición y de llevar a la cárcel a todos los consumidores y los traficantes. Es una política que no está mostrando resultados", afirmó Gaviria."Los consumos siguen iguales en los últimos 20 años, la violencia y los prisioneros han crecido, se ha vuelto un gigantesco negocio criminal y eso está generando una enorme cantidad de violencia, no sólo en Estados Unidos sino en México, en Colombia y en general toda Latinoamérica, y es hora de repensar esa política", apuntó en aquella ocasión en Ginebra.Política antidrogas de EU es “fracasada”: GaviriaAFPEl Economista11 Febrero, 2011 – 13:55El ex presidente colombiano César Gaviria criticó la política antidrogas de Estados Unidos, al asegurar que "está fracasada", y pidió que tanto su país como México discutan ese tema con Washington, durante un foro este viernes en Bogotá."Hay que exigir que en Estados Unidos haya un debate sobre las políticas antidrogas. Hay alternativas, muchas alternativas. Estados Unidos tiene que discutir este problema y Colombia y México tienen que pedírselo", dijo Gaviria."La política que se aplica es una política que no ha funcionado por veinte años, sabemos que está fracasada. Tenemos que ser capaces de ponernos de acuerdo con Estados Unidos en cómo vamos a medir los éxitos de su política", sostuvo el ex mandatario."Tenemos que diseñar nuestra política de consumo para nosotros mismos, para reducir las violencias y no reproducir las violencias que genera el prohibicionismo. Aprender de los europeos y entender que buena parte de los muertos de Colombia tienen que ver con el narcotráfico".Gaviria, del Partido Liberal, fue presidente de Colombia entre 1990 y 1994, cuando el país era sacudido con frecuencia por atentados del narcotráfico.En el foro, organizado con motivo de los 100 años del diario El Tiempo, intervino también el ex canciller de México Jorge Castañeda, quien aseveró que la prioridad debe ser combatir "lo que afecta a la población, es decir, la violencia"."Prefiero que no haya muertos, que no haya violencia, y que siga pasando la cocaína a Estados Unidos", dijo Castañeda.Además, según Gaviria, el combate al consumo de drogas "es una causa perdida"."En este momento en Estados Unidos hay 550.000 personas presas por consumir drogas. Se invierten más de 40.000 millones de dólares para reprimir el consumo, sin éxito alguno", refirió.EU se hace “tonto” en lucha antinarco, reprocha FuentesWashington cree que el problema es particular de México, señala el escritor.Notimex /EFE 14 febrero de 2011Carlos Fuentes afirmó que Estados Unidos “se hace el tonto” cuando se trata de revisar la política antidrogas, ya que “no ha asumido la responsabilidad que le concierne” en el problema del narcotráfico.Al participar en el foro Los temas de nuestro tiempo, para conmemorar los 100 años de la fundación del diario El Tiempo, el escritor mexicano dijo que Washington “tiene una gran responsabilidad en el tema del narcotráfico y la violencia”.“Estados Unidos no ha asumido las responsabilidades que le conciernen, como (ser) el mercado principal de las drogas, del lugar de donde vienen las armas, se han desentendido del problema, simplemente creen que es un problema particular de México”, opinó.Fuentes consideró que su país es el que más sufre con el fenómeno del narcotráfico, por tener una extensa frontera con EU, donde “las drogas van y vienen con mucha facilidad”.Sostuvo que el tráfico de drogas es un problema “tan grave que requiere una salida global”.Por otra parte, César Gaviria, ex presidente colombiano, recomendó a los gobiernos de su país y de México que legalizar la mariguana con fines medicinales y remarcó que la política prohibicionista ha sido un “absoluto fracaso en los últimos 100 años”.Ambas naciones, opinó, “deben empezar a aplicar políticas de reducción de daño” del consumo de drogas.Al participar en la conmemoración del centenario del periódico El Tiempo, Gaviria expuso que el fin de los enervantes “es una simple utopía que no tiene resultados que mostrar y que está implicando un gasto enorme de recursos” y la guerra lanzada por Estados Unidos también ha fracasado.Junto al ex canciller mexicano Jorge Castañeda, el ex mandatario colombiano dijo que el consumo no se ha reducido y no ha dado resultados el control de la oferta, mientras que en EU crece la producción de mariguana y tres estados de ese país permiten el uso medicinal del alucinógeno.“Colombia debería hacer eso (legalizar de manera parcial la mariguana), y México igual”, insistió, tras opinar que los países interesados en el asunto deben pasar a una nueva política a partir de la premisa de que el de las drogas no es un problema criminal, sino de salud pública.Además de avanzar en la reducción de daño, continuó, los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Colombia, Juan Manuel Santos, tienen la autoridad moral para decirles al gobierno y al Congreso estadunidenses que tienen una política antidroga ineficaz y han sido incapaces de reducir el consumo.Pese a sus propuestas, Gaviria puntualizó que no está contra la interdicción en la lucha contra el narcotráfico, con una política eficaz, porque cuando los cárteles no se persiguen, toman un poder que amenaza a las instituciones.

14 febrero, 2011

About Author

jorge


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Facebook feed
13 hours ago
El peor momento de Trump

Hoy en #Amarres escribo sobre el peor momento de Trump por lo ocurrido en #Charlottesville; vía EL FINANCIERO:

Es una mera casualidad que el inicio de las negociaciones con EU sobre el TLCAN coincida con el peor momento del joven gobierno de Donald Trump, que ya ha conocido su buena dosis de crisis. Veremos ... See more

LIKE
LOVE
HAHA
WOW
SAD
ANGRY
« 1 of 10 »
Sígueme en Twitter
Suscríbete al newsletter

Recibe notificaciones de nuevas noticas vía correo electrónico.

Aviso de privacidad