Milenio, Otros Artículos

Elogio de los preguntones

Hay desplegados en los diarios que conviene leer de abajo para arriba.De esos es el que ayer publicó un grupo de políticos, ex políticos, académicos, artistas, empresarios y algunos otros amigos que los acompañan.La lista impresiona por los que se juntaron: personajes identificados, cercanos a los tres candidatos. Pedro Aspe o Santiago Levy de Peña Nieto; Cuauhtémoc Cárdenas o Juan Ramón de la Fuente, quien sería su secretario de Educación, del lado de López Obrador; Rodolfo Elizondo por parte de Vázquez Mota.A ellos se agregan nombres como Jorge Castañeda o Héctor Aguilar Camín; Rolando Cordera y Luis Rubio; René Drucker y Luis González de Alba. Empresarios pejistas como Alfonso Romo y no tanto, como Claudio X. González Guajardo. Políticas que figuraron como Patricia Mercado, Cecilia Soto y Ruth Zavaleta… y así. De chile, dulce y manteca. No irían juntos a una fiesta ni militarían en el mismo partido, pero ya firmaron.La propuesta fundamental del diverso grupo es que los candidatos a la Presidencia de la República respondan al cuestionario que publican y luego que se junten con ellos en un foro público —de preferencia universitario, dicen— a discutir las respuestas.Hay un acierto en el planteamiento de las preguntas. Son específicas, exigen una respuesta concreta —aunque todos sabemos del inmenso talento de nuestros candidatos para evadir la precisión programática.Las preguntas revelan un país sobre diagnosticado y en el que ya hay consensos relevantes sobre qué problemas específicos, si se les pone atención, provocarían un rápido cambio de rumbo.Y el desplegado, o mejor dicho el foro, podría ser una ruta para forzar estos cambios.Dos ejemplos: En impuestos y seguridad social, la pregunta que hacen los abajofirmantes implica su claro acuerdo. Los tres candidatos de una u otra manera ya han expresado su acuerdo con la idea de transformar el sistema de seguridad social “basado en el empleo formal en uno de protección social para todos los mexicanos”.El segundo es la educación. Se pregunta en el desplegado si los candidatos están por ampliar la jornada escolar, proveer a cada niño de computadora e internet y tener un padrón único de maestros. No veo a ninguno de los tres candidatos diciendo que no a cualquiera de estas propuestas.Amarradas las respuestas en el foro. Discutidos un par de detalles, bien podrían convertirse, aun antes de las elecciones, en un proyecto de política pública. ¿Cómo podrían los diputados o senadores oponerse?Los candidatos deberían aprovechar la oportunidad para desde ese foro —y otros— hacer compromisos que con el apoyo de los abajofirmantes forzaran la mano de algunos de los poderes establecidos que por años han obstaculizado reformas consensuadas y necesarias.Ese sería el mayor triunfo de los preguntones.

28 marzo, 2012

About Author

jorge


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook feed
1 year ago
TLC: ¿ya mero?

Hoy en #Amarres escribo “TLC: ¿ya mero?”; vía EL FINANCIERO👇

Jorge G. Castañeda opina que, en la negociación del TLCAN, la parte mexicana ha procurado siempre mostrar tramposamente la mejor cara para proteger el tipo de cambio.

« 1 of 10 »
Sígueme en Twitter
Suscríbete al newsletter

Recibe notificaciones de nuevas noticas vía correo electrónico.

Aviso de privacidad