Artículos, El Financiero

Se desfonda el PRD… y el Partido Socialista en Francia

Jorge Castañeda

El diario El País cabeceaba hace unos días que el Partido Socialista francés se desfondaba. En las encuestas relativas a las próximas elecciones presidenciales de abril y mayo, se hallaba en 13% de intención de voto, lo cual lo llevaría a su peor resultado desde 1969. La razón: una transferencia masiva de votos y de apoyos socialistas al candidato independiente, Emmanuel Macron, hoy colocado en el segundo lugar de las mismas encuestas.

Algo por el estilo le sucede al PRD en México. Ya ha perdido una parte considerable de su electorado, que siguió a Andrés Manuel López Obrador a Morena. Ya había perdido también a varios de sus dirigentes históricos, sin que necesariamente se alinearan con AMLO. Ahora comienza una desbandada de sus senadores, quizás mañana de sus diputados, en dirección de AMLO, de nuevo. Pero lo peor no es eso. Lo más grave reside en la confluencia franco-mexicana del voto útil y de la cargada.

En todas partes, los votantes prefieren votar por el ganador. En México, país de la bufalada, esto es de una estampida hacia el posible ganador por el mero hecho de serlo, el fenómeno se agudiza. En un sistema político de pocas lealtades electorales partidistas, no hay porque avergonzarse de apoyar y votar cada vez por partidos distintos. Recuérdese solamente como el PRI perdió 16% entre 2000 y 2006, y el PAN casi 20% entre 2000 y 2012. El voto útil también pertenece ya a nuestros usos y costumbres electorales: ¿para qué votar por una primera opción perdedora, si puedo hacerlo ya sea por una segunda preferencia vencedora, o contra un rival contrario a mis interés o predilecciones?

La combinación de ambos comportamientos puede hundir al PRD, y no hay salvación evidente. Hoy algunos pronostican que una candidatura de “cuarto polo”, de alguien como Miguel Ángel Mancera, en alianza con Movimiento Ciudadano (MC) y el PT, podría conservarle unos 8 a 10 puntos al sol azteca. Lo dudo. Las encuestas –que debemos tomar con un grano de sal, debido al elevado porcentaje de no respuestas– suelen otorgarle menos puntos a Mancera –un político respetable– pero, sobre todo, no pueden tomar en cuenta el final de la historia ¿Qué va a hacer un elector perredista, en junio de 2018, si su gallo va en cuarto o quinto lugar en las encuestas, si AMLO va en primero y va subiendo (la cargada) o va bajando (el voto útil)? Ni Mancera ni cualquiera de los otros posibles aspirantes del PRD lograrían amarrar a esos votantes, y terminarían por hacer un triste papel que no merecen.

Por ello, creo que no lo harán. Se sumarán a López Obrador. A menos de que el PRD logre armar una coalición con el PAN, con MC e independientes, e incluso, si Peña Nieto entiende, con un candidato sin partido (no el que escribe) y un programa progresista, que le dé batalla a AMLO en el equivalente de una segunda vuelta que por razones incomprensibles, Peña Nieto rechaza.

15 marzo, 2017

About Author

jorge


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Facebook feed
1 day ago
PRI: una buena razón para ser candidato perdedor

Este viernes en #Amarres escribo “#PRI: una buena razón para ser candidato perdedor”, en EL FINANCIERO:

Para variar, abundan las teorías sobre quién será el candidato del PRI a la Presidencia. Como ha sido el caso desde 1933 y hasta el 2000, y ahora nuevamente, al tratarse de una decisión personal ... See more

LIKE
LOVE
HAHA
WOW
SAD
ANGRY
« 1 of 10 »
Sígueme en Twitter
Suscríbete al newsletter

Recibe notificaciones de nuevas noticas vía correo electrónico.

Aviso de privacidad