Otros Artículos, Reforma

Reflexiones sobre las reflexiones

No se necesita mucho preámbulo para ofrecer algunos comentarios sobre la última excentricidad de Fidel Castro, a saber, sus dos "reflexiones" de la semana pasada a propósito de las elecciones del 2006, el "compló" contra AMLO; y el estado que guarda el país. Hallamos una fórmula.Si hiciera falta volverlo a comprobar, las opiniones de Castro confirman lo que siempre se ha dicho: uno no se pelea con los cubanos, ellos se pelean con uno. Felipe Calderón ha hecho hasta lo imposible para quedar bien con ellos, desde hacerse de la vista gorda sobre la violación a los derechos humanos, pactando acuerdos migratorios vergonzantes, renegociando cientos de millones de dólares que debe Cuba a México sin garantías y ahora con pagos suspendidos, invitando a Cuba al Grupo de Río, que teóricamente es una asociación de países democráticos, y prometiendo, hasta ahora sin cumplir, viajar a Cuba de una manera u otra. A pesar de todo esto Fidel Castro por motivos desconocidos y/o incomprensibles determina que López Obrador ganó las elecciones de 2006, y que el "imperio" le impidió asumir el poder. Calderón no merecía esto, pero Castro tampoco merecía la obsecuencia mexicana. Él decide con quién, cuándo y por qué se pelea, al margen de las posiciones o del interés de terceros. Pensar lo contrario es no pensar.En segundo lugar que nadie se llame engaño: Fidel Castro jamás ha siquiera considerado la posibilidad de que su apoyo resulte contraproducente por alguno o para alguien. Le da su espaldarazo a López Obrador porque cree que dicho respaldo le sirve y lo acerca a la candidatura única de la izquierda mexicana y a la Presidencia de la República. Todo indica que Castro se equivoca: de acuerdo con encuestas regionales como Latinobarómetro de todos los líderes mundiales él es el segundo más impopular en América Latina -con un promedio de evaluación de 4, donde 0 significa que su valoración es "muy mala" y 10 que es "muy buena"-, y el país donde es más impopular en toda la región es el nuestro -México le da un 20.7, donde 0 es no simpatiza nada, y 100 es simpatiza mucho. Pero eso es lo de menos; lo de más es que él ha decidido respaldar al Peje y lo hará mientras esté en sus manos hacerlo. El que pierde aquí es Marcelo Ebrard, cuyo filocastrismo es demasiado reciente para ser confiable, y en el seno del pueblo PRD la palabra del comandante pesa.En tercer término conviene resaltar que al hacer suya la visión sobre México de AMLO, Castro demuestra nuevamente cómo sus ideas no han cambiado en medio siglo. Mantiene su perspectiva miseralista, aldeana e ignorante de un país que, al igual que muchos otros en la región, se ha transformado radicalmente en los últimos 20 años. Y a la inversa, la coincidencia de Fidel y AMLO confirma lo que muchos dijimos desde tiempo atrás, la visión lopezobradorista es fidelista: México es un pobre país desdichado, al que le robaron la "mitad" de su territorio los yankees, donde la gente se muere de hambre, donde los ricos no pagan impuestos y donde la mafia despoja al pueblo de sus derechos y gobernantes legítimos. Qué bueno que efectivamente hubo "compló", legal en mi opinión, y eficaz desde cualquier punto de vista para que esta visión no llegara al poder.Por último, una breve aclaración personal. Ni Fox ni yo pronunciamos jamás las palabras "comes y te vas"; éstas se deben al ingenio periodístico de Carlos Marín. Pero eso es exactamente lo que pensábamos: era preciso encontrar la manera y lograr que Fidel Castro llegara a la conferencia de Naciones Unidas en Monterrey en marzo de 2002, a la que estábamos obligados a invitarlo, hablara y se marchara. En efecto, no queríamos que fuera saludar a los macheteros de Atenco, ni a recibir un doctorado honoris causa de la UANL, ni a reunirse con globalifóbicos en la Macroplaza, ni a ver a AMLO. ¿Por qué?, por todo lo que dice en sus dos reflexiones, y por la manera en que se ha comportado en sus viajes al extranjero desde hace más de medio siglo. www.jorgecastaneda.org; jorgegcastaneda@gmail.com

19 agosto, 2010

About Author

jorge


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Facebook feed
11 hours ago
Inicia en la UNAM el ciclo Conversaciones con The New York Times. El Nobel de Economía, Paul Robin Krugman, charla con Jorge Castañeda | | UNAM Global

Participaré en el ciclo de Conversaciones con The New York Times de la #UNAM

Jueves 19 de octubre, 10:30 horas, auditorio Alfonso Caso, Circuito Interior de Ciudad Universitaria Entrada libre, cupo limitado Desde la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, ... See more

LIKE
LOVE
HAHA
WOW
SAD
ANGRY
« 1 of 10 »
Sígueme en Twitter
Suscríbete al newsletter

Recibe notificaciones de nuevas noticas vía correo electrónico.

Aviso de privacidad