Milenio, Otros Artículos

Las preguntas de los preguntones

Con mejor fortuna de la que esperábamos algunos firmantes, el martes último, pasada la inmersión papal, fue publicado en los diarios un desplegado en cierto sentido insólito, pues no era de peticiones, declaraciones, intereses sectoriales o denuncias, sino una lista de preguntas.Con buena fortuna, digo, porque la intención del desplegado, que no era sino desatar una discusión sobre programas de gobierno entre los candidatos a la Presidencia, fue hospitalariamente recibida y aun propuesta al Instituto Federal Electoral como una guía de lo que podría ser el primer debate, de los dos previstos por la ley, entre candidatos presidenciales.Responder bien o detalladamente a las preguntas que hicimos podría exigir un libro, y no está mal. Pero no puede asumirse el cuestionario completo para encaminar un debate sensato. Hay que escoger parte de él y atender a su sentido más que a su capitulado.Parte clave de su sentido es el breve apunte que hay en su párrafo final, donde se sugiere como foro del debate no un recinto oficial o un estudio de televisión, sino un foro de circuitos universitarios de televisión e internet al que tengan libre acceso, desde luego, las cadenas de televisión y radio públicas y privadas.El otro problema de sentido a resolver para que el debate sea viable es acotar las preguntas. Pedir a los candidatos, desde luego, que las respondan todas por escrito, que se esfuercen en dejar a los ciudadanos un testimonio puntual, meditado, documentado, de lo que piensan o quieren hacer.Pero que el debate televisivo se concentre en la respuesta de unas cuantas preguntas, las claves si se puede, aunque en cuáles son las claves habrá siempre diferencias válidas de opinión y de interés.Recuerdo en esta columna los 14 temas incluidos en el desplegado, porque resumen el mapa de preocupaciones de los firmantes. Mañana escogeré las 14 preguntas que yo haría.Los 14 temas del desplegado sobre los cuales debieran pronunciarse los candidatos son los siguientes:1. Seguridad, Ejército, policía y Ministerio Público. 2. Transparencia y corrupción. 3. Rendición de cuentas. 4. Educación. 5. Inversión y crecimiento. 6. Empleo. 7. Impuestos, subsidios y exenciones. 8. Impuestos y seguridad social. 9. Monopolios públicos. 10. Sindicatos. 11. Prácticas monopólicas privadas. 12. México y el mundo. 13. Valores contemporáneos y de equidad de género. 14. Poder a los votantes.Casi todos estos temas tienen en el desplegado varias preguntas, todas ellas relevantes. Mañana pondré aquí las 14 que yo escogería por cada tema, a sabiendas de que faltan las otras.

29 marzo, 2012

About Author

jorge


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook feed
2 years ago
TLC: ¿ya mero?

Hoy en #Amarres escribo “TLC: ¿ya mero?”; vía EL FINANCIERO👇

Jorge G. Castañeda opina que, en la negociación del TLCAN, la parte mexicana ha procurado siempre mostrar tramposamente la mejor cara para proteger el tipo de cambio.

« 1 of 10 »
Sígueme en Twitter
Suscríbete al newsletter

Recibe notificaciones de nuevas noticas vía correo electrónico.

Aviso de privacidad