Milenio

¿Temen un túnel del ‘Chapo’ para Elba?

En estos días, se supone, el juez encargado del caso deberá decidir si le otorga a Elba Esther Gordillo el arresto domiciliario al que tiene derecho al cumplir 70 años. La ex lideresa del SNTE también buscaba volver a su casa por razones de salud; ante la imposibilidad de que los peritos acudieran a las audiencias, su abogado desistió de esa gestión y concentró los esfuerzos en el tema de la edad.
Lo único cierto que ha dicho la PGR en este asunto es que es una decisión discrecional del juez. Todo el mundo tiene derecho a pedir la detención domiciliaria por motivos de edad, pero los jueces no están obligados a otorgarla, sobre todo si hay, o bien un riesgo de fuga, o peligro para la sociedad. La PGR ha invocado una de las dos: el riesgo de fuga, diciendo, uno, que se puede fugar y, dos, que vive en EU, y, por tanto, donde quedaría arrestada domiciliariamente sería en EU, supongo que en San Diego.
Uno puede preguntarse cómo llegó el gobierno del presidente Peña Nieto a una situación tan aberrante de mantener a Elba Esther en prisión —aunque sea un hospital— con semejantes argumentos absurdos. En el país del Chapo invocar el peligro de la fuga de Elba Esther de su casa es ridículo, a menos de que ella convenciera a éste que cavara un túnel desde Bosques de Santa Fe hasta Coronado, en San Diego; ese sí, un túnel a la altura del talento del Chapo. Pero que la procuraduría invoque el peligro de fuga es realmente el burro hablando de orejas. La otra razón a saber, que vive en EU, es aún más idiota. Es cierto que la última noche que pasó en libertad Elba Esther estuvo en su casa de Coronado, pero no ha tenido nunca la residencia permanente y, en todo caso, de ser residente no podría acusársele tan fácilmente de evasión fiscal en México. Sería el gobierno de EU quien la perseguiría por dicha evasión, ya que su domicilio fiscal según EU estaría en EU.
El problema en realidad es muy sencillo. El gobierno no ha podido montar su caso: han transcurrido dos años y medio sin que pueda llegar a una sentencia ni por lavado de dinero y asociación delictuosa, ni por evasión fiscal. Pero, por otro lado, parece muy cuesta arriba pensar que después de la fuga —es así— del Chapo, pueda el gobierno liberar a su otra presa preciosa: la ex líder del SNTE. No hay buenas salidas de este atolladero para el gobierno porque no hubo una buena entrada: la decisión política de descabezar al SNTE por razones políticas. Lo que empieza mal va a acabar mal. Vuelvo a la tesis aquí expuesta hace unas semanas: hay por lo menos una presa política y dos desterrados políticos en México hoy: Elba Esther Gordillo, Marcelo Ebrard y Gastón Azcárraga.

20 agosto, 2015

About Author

jorge


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Facebook feed
1 day ago
Dos buenas ideas para el Plan B

Hoy en #Amarres escribo sobre el posible naufragio del #TLCAN y dos buenas ideas para el plan B; en EL FINANCIERO:

Ahora que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte parece naufragar, comienzan a proliferar diversas ideas para el mentado Plan B. Todas las que se centran en diversificar nuestras ... See more

LIKE
LOVE
HAHA
WOW
SAD
ANGRY
« 1 of 10 »
Sígueme en Twitter
Suscríbete al newsletter

Recibe notificaciones de nuevas noticas vía correo electrónico.

Aviso de privacidad